Misses con Historia

02/12/2017

http://www.missnews.com.br/historia/misses-con-historia/

19    0

Perú, cuna de reinas de belleza. Testigo de excepción prepara el anecdotario de un certamen lleno de ilusiones y lágrimas.

Miss Mundo 2004. María Julia ‘Maju’ Mantilla, de Trujillo, elegida en la isla de Sanya, China. En su elección, por primera vez, pesaron las votaciones electrónicas de los ciudadanos de todos los países.
Irma Vargas Fuller, Presidenta de la Asociación de Misses del Perú, se prepara para escribir un libro sobre la historia de los concursos de belleza en nuestro país: cincuenta años de sabrosas anécdotas. Mezcla de un mundo lleno de ilusiones y negocios.
He llegado a la casa de Irma Vargas Fuller en Rinconada Baja en La Molina para que me adelante algunas escenas de un libro que piensa escribir y lo primero que me dice esta mujer que trabajó como secretaria en el Ministerio de Relaciones Exteriores en la década de los cincuenta, que tuvo como jefe de personal nada menos que a Javier Pérez de Cuéllar y que viajó a Long Beach, California, a representar a la belleza peruana, es que todo ha cambiado.


No solo se transformó la sociedad peruana en su conjunto en los últimos cincuenta años, sino que también se transformaron los patrones de belleza. “Antes las reinas no eran tan delgadas, ni tenían tanto derrier o busto. Ahora la mayoría son casi anoréxicas y tienen un busto desproporcionado para su anatomía”.


En la mesa hay varios álbumes llenos de fotos en blanco y negro de su época de reina de belleza y luego como chaperona en múltiples certámenes, además como organizadora e incluso jurado de concursos de belleza en Italia, Estados Unidos, Colombia, México, Perú y una larga lista de países a lo largo de más de cincuenta años. Se puede decir que Irma es una testigo de excepción de una historia que todavía no ha sido contada desde adentro.


Su primera historia ocurrió en Lima en 1982. El presidente de Miss Universo de ese entonces, Harold Glasser, llegó de Nueva York para trabajar con Genaro Delgado Parker en este evento que sería transmitido por Panamericana Televisión a todo el mundo. «A mí me contrataron para que sea la Coordinadora General», dice Irma. Un trabajo extenuante que realizaba con pasión. Pero casi al final del concurso ocurrió un incidente con Miss Chile. No la eligieron entre las cinco finalistas y ardió Troya. «La representante de la belleza del país del sur entró gritando a los vestuarios totalmente desbordada. “¡Chicas aquí tenemos que hacer una huelga! ¡Nadie sale porque ésta es una porquería. Este es un concurso amarrado y el jurado ya sabe quién es la reina hace tiempo!”, dijo entre gritos y totalmente histérica la miss Chile 1982. Las demás candidatas que estaban a punto de vestirse para salir a realizar un número se quedaron inmóviles mientras veían absortas cómo Miss Chile continuaba con sus arengas: “¡Que nadie se vista que no salimos!”. Entonces en mi calidad de organizadora fui hacia ella. Miss Chile era una mujer alta, fuerte y rubia y parecía más una alemana. Cuando me aproximé comenzó a acusarme entre gritos: “¡Usted también está involucrada en este fraude!”. Yo no sé de dónde apareció a mi costado un vaso con agua y sin pensarlo dos veces le arrojé el agua en el rostro y le dije en voz alta: “¡No sabes perder. Aquí no has venido a jugar. Se gana o no se gana, pero cuando se pierde hay que saber hacerlo con altura!”. Por un momento creí que esta mujer se iba a lanzar contra mí, pero en menos de un segundo escuché que comenzaba a llorar desconsoladamente. El agua le hizo muy bien. La había bajado. Luego me di la media vuelta y les dije en tono enérgico a todas las demás concursantes que se terminaran de cambiar para salir al show que estaba a punto de comenzar. A la Miss Chile no la dejé participar en ese número. Al ver su carácter me di cuenta que era arrebatada y que podía coger el micro y generar problemas. Un tremendo riesgo en un evento transmitido a 600 millones de personas en todo el mundo.»


Como esa historia Irma tiene otras, como cuando le tocó ser jurado de un certamen nacional de belleza y uno de los jurados internacionales, prominente actor de telenovelas extranjeras, estaba pasado de copas y ella no se cansaba de repetirle que en cualquier momento un fotógrafo podría captarlo en ese estado. Por suerte las fotos que le tomaron al famoso actor solo registraron su amplia sonrisa y sus ojos chispeantes propios de la admiración de la belleza peruana más que del exceso de alcohol. Pero una historia que recuerda con mucho cariño ocurrió en el concurso Miss Perú Universo 1978 en el teatro Municipal. «Estaba Benjamín Kramer en la dirección del certamen, el cual se transmitía por Canal Cuatro. Había una concursante muy bonita, de ojos verdes, preciosa, castaña, no muy alta y bien formada. Llegó el momento en el que las concursantes debían salir con su traje típico y justo para mala suerte de esta chica no aparecía su vestido típico. “¡Mi vestido, señora Irma!”, me gritaba la chica angustiada al ver que se esfumaba el tiempo y comenzaba el conteo regresivo para salir al escenario. Entonces no sé cómo agarré una falda por aquí y una blusa por allá y la vestí de campesina y le dije: “¡Este es tu traje típico. Respira profundo y sal al escenario!”. Y ella en ese momento al ver su ropa comenzó a llorar. “¿Cómo voy a salir con este traje tan horrible?”, me preguntó entre lágrimas. La miré a los ojos y le dije con total serenidad: “Mira hijita, aquí vales por lo que eres, no por el traje que llevas, así que piensa que eres tú y no es el traje que llevas el que van a valorar”. La chica me miró, tomó valor y salió. No sé qué pasó en el escenario porque como yo estaba tras bambalinas no vi la reacción del público, pero escuché aplausos y más aplausos y de pronto la veo regresar a la chica con una sonrisa. Dije, “¡Virgen Santísima, qué habrá pasado con esta chica que está tan contenta!”. Se me acercó y me dijo algo que hasta el día de hoy recuerdo: “Señora, le agradezco tanto por haberme hecho dar un paso que en mi vida no hubiera dado nunca. Me han aplaudido a rabiar porque yo salí muy segura de mí y, creo que hasta casi me gano la pasada en traje típico”.


Los Gritos de Lucila
Para Irma un concurso de belleza es como un combate, por eso siempre hay mucha competencia y tensión. «Por ejemplo, cuando preparé a Lucila Boggiano para participar en el Señora Mundo 1989 que se llevó a cabo en Las Vegas. Con ella no tenía mucho trabajo que hacer pues tiene mucho garbo que conserva hasta ahora. Entonces era tal la tensión en el concurso que entraba al baño conmigo y me decía: “Tengo ganas de gritar” y yo le decía, grita y Lucila gritaba con toda su alma y para que no pensaran que la estaban matando se ponía una toalla en la boca y gritaba todo lo que podía y de esa forma descargaba el estrés y salía más fresca. Cuando ganó celebramos, porque ella es una señora impecable que conozco de toda la vida y merecía el título por su pulcritud como persona y como ser humano.»
Irma me hace una revelación final. «En los concursos de belleza no es que yo soy linda y me llevo la corona. Eso no existe. Que seas linda y bella es importante, pero vamos a ver cómo te portas, cuán cumplida y responsable eres. El organizador del certamen va a trabajar todo un año con la ganadora, poniendo su dinero en la organización del evento para que luego del concurso ella y el organizador ganen por los contratos por publicidad. Entonces que no hablen pestes las chicas que no ganaron”. Ha dicho.


Soberanas Ilustres
Emma Mc Bride es el nombre de la primera Señorita Perú 1930. Un evento llevado a cabo en el recién estrenado Country Club de San Isidro. Irma me cuenta que en esos años que van de los treinta a los cincuenta las candidatas eran elegidas a dedo por los presidentes de los clubes más importantes de Lima o por los funcionarios de los ministerios. Una época en donde el concurso de belleza era promovido por el diario popular La Crónica y la revista Variedades, ambos pertenecientes al imperio de la familia Prado. «El pueblo participaba a través de un voto por su favorita que depositaban en unas ánforas y el concurso se seguía a través del periódico y la revista», cuenta Irma. Fue una época de esplendor oligárquico en donde las fiestas, las recepciones y todos los eventos asociados al concurso eran de una elegancia absoluta. Un país de chicas con grandes apellidos que concursaban y asistían a las fiestas en finos trajes que costeaban con su plata, allí se codeaban con los más ilustres miembros de la ciudad. A la hora del desfile en traje de baño asomaba el recato y el pudor muy distinto al de ahora.»
Todo esto cambió en 1952 cuando el Perú participó en la primera edición de Miss Universo, un concurso creado para hacerle la competencia al Miss Mundo creado en 1951. Nuestra representante fue Ada Gabriela Bueno, una apurimeña que estudiaba Física en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Doris Gibson, fundadora de CARETAS tuvo mucho que ver con su triunfo pues la apoyó desde un comienzo. Su triunfo fue un golpe a esa sociedad oligárquica y coincidió con la aparición de CARETAS como quincenario.


Fue en 1957 que el Perú hizo historia cuando Gladys Zender Urbina se impuso entre las 75 aspirantes de la belleza mundial al ser elegida Miss Universo. Era una época en la que los soviéticos querían poner en órbita al Sputnik I y en el Perú gobernaba Manuel Padro Ugarteche de la mano con el APRA. La ex alumna del Santa Úrsula y miembro de la selección de vóley fue recibida a su regreso al Perú como toda una soberana. Un cronista de su época dijo alguna vez sobre ella: “No recurrió jamás a ningún artificio para ser la más bonita”. Dos años después el Perú casi repite el primer lugar con María Elena Rossel Zapata cuando quedó en segundo lugar en Miss Mundo 1959. Una suerte de versión europea de Miss Universo. María Elena Rossel parecida a Claudia Cardinale fue carátula de CARETAS 283 y hasta el día de hoy la recuerdan muchos admiradores de su belleza. En 1965 nos representaría una guapa Frieda Holler. Pero sin lugar a dudas no sería hasta 1967 en que el Perú nuevamente sería reconocido por ser la tierra de la mujer más bella del planeta. En esa oportunidad con Madeleine Hartog Bell, arequipeña nacida en Camaná quien escribiría un polémico artículo titulado ¿Comprenden ahora por qué no soy partidaria de los concursos de belleza? En dicho artículo denuncia el maltrato y la explotación detrás de la ceremonia, los bailes y el show del Miss Mundo. Madeleine Hartog dice: «Y para aquellos que aún no están de acuerdo con mi forma de pensar –alegando que quizás tuve mala suerte cuando de lo que se trató es de la dignidad de no agachar la cabeza–quiero contarles como se nos engaña: el oro y el moro es lo que se nos promete, que la casa, que el automóvil, que la estampilla, que el nombre para una calle, que los muebles para la casa, o que el contrato anual para tal o cual cosa. Luego todo queda en nada. Yo no creo que sea una obligación darnos todos esos obsequios y honores, pero tampoco me parece justo ilusionar inútilmente a una persona», denunció Madeleine en CARETAS el 12 de diciembre de 1968.


En 1973 por una disposición del Ministerio de Educación del Gobierno Militar de Juan Velasco Alvarado se canceló la organización de Miss Perú. La última soberana de esa época fue Carmen Amelia Ampuero, Miss Perú Universo 1972, la cual quedó entre las doce finalistas en el certamen mundial y en la actualidad es una empresaria en actividad vinculada al mundo de los concursos de belleza. Con el ascenso de Morales Bermúdez regresó el concurso y fue elegida Lourdes Bernizon en 1975 y luego Olga Zumarán, Miss Perú Universo 1978. Un año después salió elegida una despampanante rubia llamada Jackeline Brahm. Irma Vargas me cuenta que esa fecha estaba como chaperona y que al final del concurso falleció la abuelita de la recién elegida Miss Perú. «Fue un momento difícil para la organización y para la reina», dice. En el 2002, una espigada Marina Mora quedó en tercer lugar en el Miss Mundo, para tal concurso había hecho una dieta que redujo sus medidas. Un año después Claudia Hernández quedó entre las semifinalistas y el 2004, María Julia Mantilla ganó la corona, con lo cual regresó el reinado a nuestro país después de 37 años. El 2005 Débora Sulca sorprendió a propios y extraños cuando quedó en el sexto lugar del Miss Mundo. De igual manera el 2009 la Miss Perú Universo Karen Schwarz no ganó el concurso internacional pero armó una tremenda discusión entre ministros, congresistas, antropólogos y público en general al utilizar como traje típico la diablada altiplánica. ¿Quién dice que la belleza no hace historia?


Todas Las Misses Todas



  • 1952: Ada Gabriela Bueno
    * 1953: Mary Ann Sarmiento, Semifinalista
    * 1954: Isabella Leon Velarde, Semifinalista
    * 1956: Lola Sabogal, Semifinalista
    * 1957: Gladys Zender, MISS UNIVERSO 1957
    * 1958: Beatriz Boluarte, Semifinalista
    * 1959: Lupe Mariátegui Hawkins (Miss Perú Mundo María Elena Rossel Zapata, 2da. finalista en Miss Mundo)
    * 1960: Medalit Gallino Rey
    * 1961: Carmela Stein, Semifinalista
    * 1962: Silvia Dedeking
    * 1963: Dora Toledano
    * 1964: Miluska Vondrak
    * 1965: Frieda Holler, Semifinalista
    * 1966: Madeleine Hartog Bell, Semifinalista y luego MISS MUNDO 1967
    * 1967: Mirtha Calvo Sommaruga
    * 1968: María Esther Brambilla
    * 1969: María Julia Mantilla Meyer, Semifinalista
    * 1970: Cristina Málaga
    * 1971: Magnolia Martínez
    * 1972: Carmen Amelia Ampuero, Semifinalista
    * 1973: Mary Núñez
    * 1975: Olga Berninzon
    * 1976: Rocío Lazcano
    * 1977: María Isabel Frías
    * 1978: Olga Roxana Zumarán Burga, Semifinalista
    * 1979: Jacqueline Brahm
    * 1980: Lisseth Ramis
    * 1981: Gladys Silva
    * 1982: María Francesca Zaza Reinoso, Semifinalista
    * 1983: Vivien Griffiths
    * 1984: Fiorella Ferrari
    * 1985: María Gracia Galleno
    * 1986: Karin Lindermann García
    * 1987: Jessica Newton, Semifinalista
    * 1988: Katia Escudero Lozano
    * 1989: Mariana Sovero
    * 1990: Marisol Martínez
    * 1991: Eliana Martínez
    * 1992: Aline Arce
    * 1993: Deborah D’Souza Peixoto
    * 1994: Karina Calmet
    * 1995: Paola Dellepiani
    * 1996: Natali Sacco, Semifinalista
    * 1997: Claudia María Dopf Scansi
    * 1998: Karim Bernal
    * 1999: Fabiola Lazo
    * 2000: Verónica Reukner
    * 2001: Viviana Rivasplata
    * 2002: Adriana Zubiate (Marina Mora, Miss Perú Mundo y 2da.finalista Miss Mundo)
    * 2003: Claudia Ortiz de Zevallos, Semifinalista (Claudia Hernández, Miss Perú Mundo, semifinalista Miss Mundo)
    * 2004: Liesel Holler (María Julia Mantilla, MISS MUNDO)
    * 2005: Débora Sulca Cravero, Finalista
    * 2006: Fiorella Viñas
    * 2007: Jimena Elías Roca
    *2008: Karol Castillo
    *2009: Karen Schwarz


  • http://www2.caretas.pe/Main.asp?T=3082&S=&id=12&idE=874&idSTo=74&idA=45849#.WiGXWVWnG1v


Talvez você se interesse também por:

Nenhum comentário postado para este post.

Ⓒ MissesNews.com.br  |  Desenvolvimento: