Belleza autóctona

27/09/2017

http://www.missnews.com.br/noticias/belleza-autoctona/

29    0

Por Redacción El Diario De La República


Promesa. A sus 23 años, Giuliana Ayelén Valdez, ya desfiló en varias pasarela y llegó a la final de Miss Mundo.


Participó de Miss Mundo Argentina y deslumbró con un original vestido, bien puntano.


A sus 23 años, Giuliana Ayelén Valdez desfiló por varias pasarelas, con vestidos de noche y de estación. Participó en elecciones para reinas y princesas pero todo cambió al participar en Miss Mundo Argentina, la elección que se realizó el 20 de agosto en Mendoza en la que quedó electa por San Luis, junto a las otras participantes del país.


En Mendoza no llegó a la final, pero su paso por la alfombra roja no pasó desapercibida debido al vestido que contó con retazos de referencias sanluiseñas.


“Giu” Valdez sabe bien que el apoyo de su familia es fundamental y es por eso que a cada paso que da, ve que están siempre a su lado. Con la ayuda de su mamá María Monserrat, como fiel asistente y comunicadora, desde las redes se convirtió en su "community manager" y comenzó a difundir mensajes para que la gente los retransmitiera y de a poco Giuliana sea reconocida. En épocas digitales, el boca a boca aún es efectivo.


"La experiencia en la competencia de belleza fue re linda, es un concurso muy interesante porque interactué con chicas de todas las provincias argentinas y con varias trabamos amistad”, contó la modelo sobre los cuatro días que estuvieron en Potrerillos, Mendoza. En esa localidad realizó concursos, presentaciones y diferentes pasadas de talentos y con los trajes típicos de las princesas.


El talento exhibido por Giuliana fue una coreografía de tango, realizada por ella sola, ya que las participantes no podían obtener ayuda del algún acompañante. "La coreo fue en menos de dos minutos de exhibición por la cantidad de chicas que debían mostrarse. Pasó muy rápido porque era un lapso corto de tiempo”, recordó la estudiante de abogacía, que en estos días debe ponerse al día con sus apuntes del tercer año de la carrera que cursa en la Universidad Católica de Cuyo (UCC).


Donde sí disfrutó del tiempo fue en la presentación del vestido típico o de fantasía, que fue confeccionado y pintado a mano con paisajes puntanos, rayos solares, flores y los dos venados, inspirado en el escudo sanluiseño. “Estoy muy contenta y agradecida con el resultado que tuvimos con el vestido”, agregó Giuliana quien contó con toda la ayuda necesaria y desinteresada de sus colaboradores.


Su madre fue quien lo confeccionó, y Giu junto a sus primas Maida y Cinthia Sánchez “le dieron onda” a los pinceles para dotarlo con los colores autóctonos. Y aunque no quedó seleccionada, Giuliana dijo que varios se le acercaron en la fiesta para felicitarla por su originalidad. Completaron con su outfit el peinado de sus amigas Francesca Dulce y Gisel Sosa Flores.


La dedicación por concretar sus proyectos, a sabiendas de los sacrificios para Giu son un gen heredado de su madre.


Su mamá Monserrat, que trabajaba en San Luis libro y espera volver (“amaba mi trabajo pero no pude seguir”), es una empleada de inclusión social que forma parte de “atención familiar”, porque está al cuidado de la discapacidad de su hermano y su esposo, quienes tuvieron un accidente de tránsito.


 


Para sus allegados, la alegría en los ojos de Giuliana y saber que cada triunfo de la modelo se transformaba en una victoria familiar, valía la pena. Fue por eso que, para afrontar los gastos del viaje, vendieron lo único que tenían valioso en el momento: el auto de la familia.


Un precio bajo para Monserrat, que se radicó hace 25 años y sus hijos son puntanos. “Es muy duro hacer todo con un sueldo tan básico pero lucho por un sueño y para que mis hijos tengan una vida mejor”, contó con entereza esta mujer que ve en los progresos de su hija el resultado de los sacrificios.


Giuliana comenzó a desfilar antes de los 20 años en la academia "Vidal Rivas Fashion School", donde por su carisma, su belleza autóctona y una simpática desenvoltura en las pasarelas, obtuvo buenas e importantes oportunidades de presentarse fuera de la provincia. Por ejemplo en uno de los eventos tops del círculo del modelaje, el "Fashion Week" de Buenos Aires.


A nivel provincial Valdez estuvo en la tradicional "Fiesta Nacional del Melón, la Agricultura y la Producción" de Candelaria y en varias de las muestras de las distintas colecciones de estaciones que se realizan a lo largo del año en la capital.


Para Giuliana, ambas versiones del modelaje se complementan. La elección de reina o princesa o mismo con un desfile de modas. “Haga una o la otra: ambas tienen mucho que ver”, dijo ella, que practica crossfit y con mucha dedicación se prepara para mantenerse en línea.


Sus expectativas de seguir en esta profesión son muchas. “Me encanta y para mi todos los días son un aprendizaje”, destacó. Por el momento no está en sus planes dejar de desfilar, pero pretende terminar su carrera y hacer las dos cosas. “Aunque no tengan nada que ver siempre está bueno hacer lo que a uno le gusta porque lo importante es crecer, hay que tener las posibilidades y si no las tenés, tenés que lograr que se te den”, citó con seguridad.


Fiel a una frase que escribió en su muro de Facebook: “La vida es corta, rompe las reglas, perdona rápido, besa lento, ama de verdad, ríe duro y nunca te arrepientas de lo que te hace feliz”, ha logrado mucho en poco tiempo y con varios contratiempos. Eso solo la obligó a levantar la frente, poner el pecho y seguir hacia adelante, el horizonte es el límite.


Porque si algo aprendió con su corta edad es que el mejor momento aún no llegó y con esfuerzo y esperanza estará en camino. Solo le resta confiar en lo que hace a diario.


http://www.eldiariodelarepublica.com/nota/2017-9-27-12-44-0-belleza-autoctona


 

Talvez você se interesse também por:

Nenhum comentário postado para este post.

Ⓒ MissesNews.com.br  |  Desenvolvimento: